Posts Tagged ‘crecimiento personal’

Como cada año, gracias a la iniciativa de Isra García, escribo tres palabras que considero que he de tener muy presente en el año que entra y que definirán el viaje que empiezo hoy, el 1 de enero del 2016.

Paso a paso

Las del 2015 fueron: salud, constancia y determinación.

Es cierto, que la primera se escapa de mi control y que el 2015 fue un año complicadillo al respecto, pero que sin duda ha ido mejorando poco a poco.

Constancia y determinación, las he tenido muy presentes cada día y gracias a ello sigo peleándome con mi tesis, la que terminaré este nuevo año.

Sin embargo, más allá de estas tres palabras, me quedo del 2015 con todas las personas que siguen a mi lado y que gracias a su apoyo, sinceridad y valor, me ayudan a dar lo mejor de mí. Gracias familia del alma (sí papá, mamá y nano) por ser mi pilar. Gracias a mis verdader@s amig@s, a los que tengo cerquita y a los que no tanto, gracias por ser cómo sois y por “no tener pelos en la boca”, porque eso, al fin y al cabo, nos mantiene unidos y nos hace más fuertes. Y gracias a mi compañero de viaje, por no perder nunca tu sonrisa, por tu apoyo, cariño y alegría, y por esa capacidad para transmitírmela. GRACIAS MI GENTE.

Para este 2016, mis palabras son decisión, expansión e intuición.

El 2016 se presenta como un año de cambios por lo que tomaré bastantes decisiones que de una manera u otra marcarán mi camino y que, definitivamente, influirán en mi persona. También, porque espero tener más iniciativa y afrontar lo que tenga que venir con calma pero sin prisa y consciente de ello.

Expansión, porque me siento en un momento de crecimiento personal y profesional, siempre aprendiendo y mejorando, y que intuyo que se verá reflejado este año.

Y seguir a mi instinto, dejarme llevar y no darle tantas vueltas a las cosas (casi siempre la primera decisión es la correcta, esa que se hace sin miedo, con valor). Porque el tiempo me ha enseñado que muy pocas veces se ha equivocado, este año lo quiero tener muy presente.

Estas son mi tres palabras, ¿cuáles son las tuyas? Te animo a que las compartas en la iniciativa de Isra #3palabras2016 eso sí, te advierto que te llevará su tiempo, pero merece la pena pensar en ellas, en tu aprendizaje ¡Tú puedes!

 

 

 

Anuncios

Read Full Post »

Hoy, 1 de Enero del 2015, sólo puedo decir que espero que hagas de este año, un año que MEREZCA LA PENA.

“Espero que te caigas. Que te caigas mil veces y te levantes siempre una más.

Que te partas todos y cada uno de los huesos de tu cuerpo derrapando en este deporte de riesgo que llamamos vida. Y que merezca la pena. Espero que lo hagas y que quede claro que somos piedras que se pulen a golpes bajo la atenta mirada de quienes creen que en una de estas se romperán. Pero no se rompen. Espero que nada consiga partirte en dos.

Espero que recuperes tus pulsaciones y ganes el pulso otra vez. Que aprietes los dientes y le digas al mundo de reojo que sólo sabes caminar hacia delante y que si caminas hacia atrás es solo para recordarte que en peores plazas has toreado. Que aquí hemos venido a jugar.Que juegues. Que las cosas más fuertes son las que nacen en la adversidad.

Espero que saltes. Sí, que saltes desde la decimotercera planta de ese edificio llamado pánico a reconocer que te gusta. Que te den la vuelta a las cartas, que pierdas la partida, que ganes la jugada. Que te pillen el farol. Que te cambien las fichas por amaneceres que algún día contarás. Que merezca la pena.

Espero que te enamores. Y que duela. Que te enamores de esa clase de personas con complejo de lanzadera. De las que te hacen perder el vértigo a cambio de las vistas. Espero que le preguntes a las noches donde está ella y que no te sepan responder. Que no puedas dormir. Que salgas a buscarla. Que la encuentres. Que merezca la pena.

Espero que te pierdas. Que te pierdas en medio de un montón de personas a las que ni por casualidad hubieses imaginado conocer. Espero que dirigirles la palabra sea la única manera que tengas de salir de allí. Espero que salgas. Espero que encuentres a un amigo de verdad. Que lo conserves. Que merezca la pena.

Espero que llores. Que llores hasta salirte de ti mismo y los ejes de la tierra se den la vuelta. Espero que tu mundo se vuelque y que, una vez patas arriba, seas capaz de aprender a vivir boca abajo. Que boca abajo de repente signifique del derecho otra vez.

Espero que se te cierren las puertas. Todas y cada una de las que un día estuvieron abiertas en forma de probabilidad. Que tengas que elegir. Que encuentres la manera de abrir las ventanas y comprendas que la luz que entra en nuestras vidas no es sino aquella que nosotros dejamos que entre. Que vivir en la oscuridad nunca ciega, pero tampoco deja ver.

Espero que mires hacia arriba. Creyendo o sin creer. Que mires hacia arriba y des las gracias. Gracias por ti. Gracias por ellos. Gracias por todo. Gracias. Siempre gracias.

Espero que te vuelvas loco. Que encuentres eso que te mantenga despierto, que no te deje dormir hasta que no esté terminado. Que lo termines. Que sea tuyo. Que lo compartas. Que merezca la pena.

Espero que tires la toalla. Que te acorralen contra las cuerdas y por un momento pienses que nada puede ir peor. Espero que ese momento sea eso, un momento. Que seas tú y solo tú quien decida cuanto dura. Que te gires, que des la cara, que sigas peleando. Siempre peleando. Que siempre tengas un motivo por el que pelear. Que merezca la pena.

Espero que sigas yendo a ese bar. Que siempre tengas algo que contar. Que tengas algo por lo que brindar y que no te falte quien te recuerde que los que se han ido ya no están pero que los que se quedan, se quedan por algo. Espero que siempre tengas a alguien que te diga la verdad. Aunque duela.

Espero que te digan adiós. Y que lo digas tú también, queriendo y sin querer.

Espero que te equivoques tantas veces como puedas. Que puedas pedir perdón por ello otras tantas. Que te perdonen. Que siempre vuelvas a casa con una lección aprendida y la paz de quien sabe que el orgullo destruye más que crea y aleja más que acerca. Que te acerques. Que merezca la pena.

Espero que te rompan el corazón. En trozos muy pequeños. Tan pequeños que ni siquiera parezcan trozos. Tan pequeños que se confundan con el polvo. Espero que te agaches. Que los recojas. Que los vuelvas a encajar en lugares que jamás imaginaste que existirían dentro de ti. Espero que te sacudas las telarañas y los tengas donde hay que tenerlos para volver a hacer eso que todos necesitamos hacer tarde o temprano, confiar.

Espero que vivas. Que sobrevivas.

Y que merezca la pena.”

muro lennon (2)

Texto de: http://www.elcajondegatsby.com

Read Full Post »

Quiero compartir con vosotros este post de Isra García sobre habilidades que caracterízan a los Mapmaker. En primer lugar, os aclaré el concepto:

“Mapmaker” no es un concepto, tampoco algo que se hace o se nace, no tiene nada que ver con Internet, ni con Social Media. Es un estilo de vida, algo que se elige ser, es escuchar a tu vocecita, es crear tu propio juego con tus propias reglas. En lo profundo de tu interior, eres un Mapmaker, sólo necesitas reconocerlo y sacarlo a la luz.

Es decir, se trata de ser tú mismo en una sociedad que busca alinearnos y que actuemos como una manada. Sienta bien pensar que uno abarca todas esas cualidades y que sobresale, pero no nos engañemos, personas así hay muy pocas. Sin embargo, si consideras que alguno de los siguientes rasgos te definen, enhorabuena, es ya un gran paso por tú parte.

14 Rasgos:

1. Hacen el trabajo que les hace felices, el que les realice y les inspire. Quizá no sea el mejor pagado o más “top”, pero esa es su mejor obra.

2. Establecen cada 6 meses un periodo de una semana, dos o un mes donde pueden marcharse a algún lugar en solitario. Allí reflexionan sobre todo lo que ha ocurrido durante ese tiempo y encuentran maneras de re-dibujar todo lo que pueden mejorar.

3. Leen libros que no tienen nada que ver con su trabajo. Escuchan podcasts de historias que puedan no resonar con ellos mismos. Miran atentos charlas TED diferentes a las que podrían gustarles. Escuchan música diferente a su personalidad y frecuentemente estado de ánimo. Hacer cosas contradictorias les aporta nuevos ángulos para entender el mundo más abiertamente.

4. Continuamente hacen cosas que no saben hacer, de ese modo aprenden a hacerlas.

5. Se convierten en el puente entre lo que la gente de su alrededor, busca, necesita o quiere. Conectan personas con oportunidades.

6. Trabajan sus habilidades núcleo, no las redes sociales.

7. Encuentran la situación incómoda lejos del trabajo mediocre. Están en nuevos líos bastante a menudo.

8. Crean listas de cosas para las cuales no necesitan permiso. Pista: casi cualquier cosa.

9. Construyen proyectos con personas que trabajan – más brillantemente- que ellos.

10. Empujan a sus profesores, jefes o padres a ver más allá de sus sesgos. Si no pueden empujarlos más, encuentran a alguien que sí puede.

11. Se levantan más temprano que la media – o se acuestan más tarde que la media.

12. Abrazan la responsabilidad de sus actos pasados, presentes y futuros.

13. No esperan milagros: reconocen  que el hada madrina no aparecerá a las 00:00h y la calabaza seguirá siendo una calabaza, no un Rolls Royce.

14. Intentan, lanzan, sobresalen, acometen, inician y saltan lejos. Empiezan y acaban el día dando lo mejor de si mismos, entienden que eso se ocupará del resultado final.

¿Qué otros hábitos peculiares piensas que hacen a un Mapmaker? ¿Cuáles son los hábitos que te hacen ese dibujante de mapa que cambia las cosas?

Read Full Post »

Porque hay días en los que te sientes en lo más alto y otros en los que no te apetece sacar la cabeza del caparazón. Días en los que crees que todo es posible y otros en los que todo se te hace cuesta arriba. Hoy os comparto una entrada de Isra García con la que me siento identificada… Porque no podemos ser fascinantes los 365 días del año y porque somos humanos con imperfecciones, aprovechemos cada momento, los buenos y malos, porque de todo podemos aprender. Hoy esta entrada os la dedico de corazón.

“Hay días que desearía abandonar, días en los que me pregunto por qué hago exactamente lo que hago, días en los que las cosas que me importan carecen de sentido. Hay días en los que no quiero levantare de la cama, días en que cualquier interacción es un intento de comunicación fallido, esos días cuando salgo a entrenar mi cuerpo no responde, va lento, pesado e incómodo. Días en los que parece que busco problemas en lugar de soluciones. Incluso hay días que puedo llegar a ser odioso – y no bromeo aquí.

Hay otros días en los cuales no conecto con la audiencia y tanto mis pensamientos, artículos o mensajes, se pierden en el vació de la nada, las ideas no fluyen, los emails parecen tener un tono endiablado o mis reacciones están totalmente fuera de lugar, soy demasiado contundente y desconsiderado. Días en los cuales por mucho que lo intento no llego a impactar a la gente como desearía. Días en los que olvido lo mucho que hace diariamente la gente que me rodea y a la que le importo. Hay días en los que ni yo mismo me creo lo que digo, que se le va a hacer, días en los que no tendría la suficiente fuerza como para fustigarme como me merezco. ¿Crees que soy demasiado duro conmigo mismo? No lo creo, soy consciente de ello.

Hay días en los que nada me sale bien, días que parecen no tener explicación o bien sería mejor eliminar del calendario y actuar como si no hubieran sucedido. Es decir, días imperfectos.

Pues bien, necesito esos días, porque justamente esos días me devuelven a no olvidar quien soy, de donde vengo y la elección diaria que tomo de seguir en este camino. Complejo en ocasiones, pero lleno de pequeñas (y de vez en cuando grandes) bellezas y maravillas. En ocasiones vivir fuera de la fascinación me ayuda a mejorar todo lo que hago, en plano personal y profesional.

No puedes ser fascinante los 365 días al año, al igual que no lo puedes ser las 24 horas del día, pero si puedes serlo intermitentemente durante ese año, o durante 5 minutos al día, aprovéchalo tanto si eres fascinante como si no, en los dos casos podrás aprender cosas valiosas”.

By Isra García

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: