Posts Tagged ‘marca personal’

Hola chic@s, aquí os dejo unos breves consejos sobre cómo mejorar nuestra presencia en los medios sociales, espero que os sean de utilidad!!Los he recogido de adveischool.com, una página de marketing online.

1. Búscate en Google

Lo primero es saber qué se dice de ti en internet. Empieza por hacer una búsqueda en Google:

  • nombre de tu empresa o marca
  • nombre de tu producto
  • nombre de tus directivos

Un truco: utiliza los términos de búsqueda sugeridos de Google. Es decir, empieza a escribir el nombre de empresa o de tu producto, y verás cómo Google te sugiere unas determinadas búsquedas. Toma nota de ellas, porque son un reflejo de lo que los usuarios están buscando.

busqueda-sugerida-google

No te conformes con hacer esta búsqueda una vez. Para estar siempre al día de lo que se dice de ti, crea una alerta con el servicio gratuito Google Alerts.

2. Escucha la conversación en redes sociales

Ahora que ya has buscado en Google, llega el momento de pasar a las redes sociales. Repite la búsqueda que has hecho en las principales redes sociales (como Facebook, Twitter, Google+ e Instagram), y en comunidades especializadas o de reseñas (como Yelp o TripAdvisor).

valoraciones-facebook

3. Contesta, no borres

Si se está hablando de ti, tienes que contestar de manera correcta.

Nunca elimines un comentario, a no ser que se trate claramente de un troll. Debes siempre responder de formapositiva y educada, poniéndote en el lugar de la persona que expresa su queja. Pide disculpas cuando sea necesario y ofrece explicaciones detalladas.

Cuando el comentario es positivo, también debes responder. Dar las gracias o hacer un comentario gracioso es una muestra de que te importa lo que te dicen los usuarios.

4. Utiliza los comentarios negativos a tu favor

A nadie le gusta que le critiquen, pero tampoco tiene por qué convertirse un drama. Todas las preguntas, inquietudes o quejas que expresan los clientes o usuarios pueden utilizarse para crear posts con preguntas frecuentes, entrevistar a trabajadores de tu empresa sobre determinados aspectos de tu producto, introducir mejoras…

5. Sé activo en internet

Si al realizar las búsquedas en Google y en las redes sociales encuentras publicaciones de otras personas, pero no aparecen tus perfiles o publicaciones en primer lugar, es señal de que no estás participando lo suficiente.

Una de las formas más sencillas de ocupar los primeros puestos de Google es comunicar activamente a través de un blog y de las redes sociales. Así, si alguien busca el nombre de tu empresa, es muy probable que lo primero que vea sean canales de comunicación que tú sí controlas.

6. Busca embajadores para tu marca

A veces es bueno dejar hablar a otras personas. Un embajador de marca puede ayudarte a mejorar tu reputación online si escoges a alguien que inspire confianza y credibilidad.

Read Full Post »

Os comparto este post de destinocreatividad, leedlo y manos a la obra, celebremos la vida!
1.- Probar cosas nuevas siempre

Es verdad que cuando uno se hace mayor, se vuelve más cómodo y más escéptico, las dos cosas. Lo nuevo deja de molar tanto y nos parapetamos en esa famosa “zona de confort” donde nos sentimos calentitos y a gusto. Ya no tira tanto ir a dormir a un aeropuerto para pillar el primer avión que sale para Estocolmo y pasar allí el día (caso verídico que me ha pasado) ni apetece tanto irse a Bélgica con la mochila solo por probar allí un rico gofre de chocolate (ídem). El objetivo es no dejar que esta pereza que nos pone encima los años tome el control, hacer cosas nuevas tiene que estar siempre a la orden del día. ¡No cerrar puertas a nada!

2.- Todos tenemos derecho a tener una vida legendaria

No creo que el tener una historia bonita que contar, o que te pasen cosas increíbles sea exclusivo de las pelis de Hollywood. Si uno se esfuerza, tiene paciencia y va a por todas, tarde o temprano puede llegar a conseguir cosas legendarias. De esas para contar a futuras generaciones.

3.- Madurar es aprender a despedirse

Esto lo escuche no hace mucho por ahí, y me parece una frase llena de razón. Todos nos despedimos de alguien, sobre todo en la veintena. Muchas veces, por desgracia, para siempre. Otras, sencillamente, te despides de alguien que ha dejado de formar parte de tu vida. No suele ser fácil, pero cuando te haces mayor sabes que, de la misma forma o no, todo sigue al otro lado.

4.- Tú eres lo más importante de tu vida siempre

Aquí viene el saber decir que no, el valorar tu tiempo, el no poner las necesidades de los demás por delante de las tuyas… Al final, si no lo haces vas a estar permanentemente amargado, y eso afectará directamente a los que te rodean, especialmente a los más cercanos. La relación más importante que tienes que tener en tu vida, es la que tienes contigo mismo.

5.- Las personas cambian…

… Y no hay nada de malo en ello. Muchas personas son las que pasan por tu vida en la veintena. Con muchas perderás el contacto porque vuestros caminos se separan. Unos serán padres y dejarán de salir tanto, otros decidirán irse para siempre a dar vueltas por el mundo, otros se apuntarán a hockey y se pasarán los días practicando… Aprender a respetar todos los caminos hace que también respetes el tuyo.

6.- Nadie tiene una vida perfecta

Idealizar la vida de los demás nunca es buena idea. Una cosa es tomar personas como ejemplo por sus valores o su forma de hacer las cosas, y otra es querer ser como ellas. Cada persona es única, saber buscar la esencia propia es una parte importante de los 20.

7.- Darte cuenta de que solo tienes un cuerpo

Y que no trae piezas de recambio. A los 20 todo sienta bien, pero con el tiempo, la cosa cambia. Cuidar la alimentación y hacer ejercicio son hábitos incuestionables. Aceptarse físicamente, también.

8.- Lo mismo, para la mente

Dicen que la ansiedad es una de las cosas que generan más enfermedades de nuestro tiempo… y yo me lo creo. Aprender a manejarla también es muy importante, no centrase en las cosas negativas (esos pensamientos chungos que nos acechan de vez en cuando), parar de vez en cuando y desconectar… La mente hay que cuidarla como al cuerpo. Tu cabeza puede amenazarte con ideas chungas, pero está en la mano de cada uno ponerla al servicio del corazón para hacer grandes cosas.

9.- El príncipe azul es una broma macabra de Disney

De pequeña no vi muchas pelis de Disney. Yo era más de dibujos tipo Los Trotamúsicos o Willy Fog. Y cuánto lo agradezco. El tener idealizado a un príncipe azul que vendrá a salvarnos de todo como damiselas en peligro que somos, que se adelantará a todos nuestros deseos, y del que dependerá nuestra felicidad no tiene nada que ver con la vida real. La buena noticia es que, la vida real, es mucho mejor.

10.- Aprender a mirar desde otras perspectivas

Ponerse el lugar de otras personas, aprender de sus puntos de vista, desarrollar empatía y conocer otras culturas… Básicos de la veintena que seguiré explotando en los 30.

11.- Fallar es inevitable e imprescindible

Si te equivocas, primero, es porque estás intentando hacer algo y no estás parado. Y segundo, un error tiene la sencilla razón de ser, de que había algo que necesitabas aprender. Así de fácil. Y la clave es esa, aprender de ellos y dejarlos ir, no obsesionarse hasta el punto de encariñarse con el fallo y quedarte bloqueado ahí.

12.- Uno puede cambiar de camino las veces que quiera

Antes uno era fontanero y lo era para toda la vida. Lo bonito de los tiempos en los que vivimos, es que puedes cambiar de camino las veces que quieras… y no pasa nada. Eso no es malo, es evolución. Tu trabajo y tus aficiones deberían estar equilibrados con quien tú eres.

13.- Hacer cosas que me dan miedo me mantienen fresca

Atreverse a dar el paso y hacer cosas que asustan, de esas que dan dolor de barriga del bueno, hacen crecer un montón. La primera vez que hice algo así fue con 23 años porque… ¡nunca había cogido un avión yo sola! Y ahora lo hago continuamente y hasta me entra la risa floja solo de pensar que me daba mal rollo…

 

14.- Alejarse de la gente que te absorbe energía

Hay gente que, sencillamente, te saca las ganas de vivir. Existe una tipología de persona que, por su falta de personalidad, o porque se aburre (o qué sé yo), se ve en el derecho de meterse en tu vida y pretender controlarla. Si te pasa con alguien, un consejo: huye a tiempo. Rodéate de gente positiva, personas interesantes que tengan algo que decir. Llega una edad en la que ya no todo vale. Mejor no perder el tiempo.

15.- Confía en tu intuición

Muchas veces el cuerpo entero se te revuelve y te dice que eso que estás haciendo no te va a traer nada bueno… y aun así, muchas veces lo hacemos igual. Creo que todos deberíamos hacer más caso a la intuición, eso evitaría que nos metiésemos en jardines que podríamos haber evitado solo por el hecho de hacer caso a nuestra barriga a tiempo. La angustia, la ansiedad y el sufrimiento, normalmente nos indican que estamos haciendo algo que, en realidad, no queremos hacer.

16.- Expresa tus necesidades con claridad

La de malentendidos que podríamos evitar de ser más claros con los demás y con nosotros… Usar las palabras correctas y no las que queden más bonitas, mejor quedar de borde que no meterte en un fregado innecesario.

17.- La justicia como tal, es algo que se han inventado los romanos

O eso creo yo. Nos pasamos gran parte de nuestros días viendo alrededor cosas “injustas” que pasan (solo con poner el telediario ya podemos encontrar infinidad de ejemplos), incluso en nuestro entorno más cercano. Gente que no se merece que le pase esa cosa tan horrible. O gente que es mala persona y que pisa a los demás, a la que vemos que la suerte de sonríe. ¿Y por qué? No lo sé, pero obsesionarse con lo justo o injusto que es algo saca un montonazo de energía; en mi caso, prefiero centrarme en lo que tengo e intentar hacer con eso todo lo mejor que puedo.

18.- No importa ni el cómo ni el dónde

Muchas veces soñamos despiertos con tener nuestra casa Pinterest, o nuestro idílico trabajo en una oficina tipo la de Google… y lo cierto es que, a fin de cuentas, nada de eso te haría sentir mejor. Casi nunca lo que importa es el cómo ni el dónde… sino el con quién.

19.- Si tú no decides, otros lo harán por ti

Siempre he creído que está en la mano de uno tomar las riendas, que si no lo haces, ya llegará alguien para decirte lo que tienes que hacer. Los tiempos son difíciles, pero estoy muy convencida de que se pueden hacer grandes cosas desde lo pequeño, quedarse en casa esperando a que alguien te diga qué hacer, no es de ninguna manera una opción.

20.- Mejor no hacer grandes planes de futuro

Y no lo digo en plan catastrófico, sino en el buen sentido. Nunca sabes qué te puedes encontrar por el camino, y las cosas cambian tanto… Creo que tener ilusiones, hacer lo correcto cada día e ir paso a paso es el mejor de los planes.

21.- Cuidado con el perfeccionismo

Algunos lo señalan como una virtud. En mi caso, es uno de mis grandes defectos y que me ha hecho perder mucho el tiempo. Lo importante es empezar, ya iremos mejorando las cosas por el camino.

22.- La paciencia es la madre de la ciencia

No es bueno tener prisa nunca. Las cosas llegan cuando tienen que llegar, nunca antes, no hay atajos. Mejor dicho, las cosas llegan cuando estamos preparados para recibirlas.

23.- A veces hay que perderse para encontrarse

Cuando uno se pierde, se para un momentito y piensa a ver en qué sitio está, dónde quiere ir y cómo va a llegar. Cosas básicas para encontrarse.

24.- Cambiar de opinión es altamente recomendable

Se llama evolución. De hecho, quien nunca cambia de opinión tiene un problema. Además, uno no puede querer tener siempre la razón. Eso se llama humildad.

25.- Es de buen nacido ser agradecido

Y educado. Y sonreír a los demás. No cuesta nada y hace el viaje más placentero. A veces me sorprendo de las cosas que se consiguen solo con unas cuantas buenas palabras (sinceras, claro). Ser amable con los demás, un básico para los 30.

26.- Uno no debe empeñarse en echarse sal en las heridas

Rememorar el pasado con viejos desaciertos y torturarse por ello no es una buena opción. Uno tiene que ser amable consigo mismo, porque lo hecho, hecho está, menos auto-exigirse y más seguir adelante con lo aprendido.

 

27.- La estabilidad está sobrevalorada

Radicales o no, siempre he considerado los cambios como algo bueno. Son señal de movimiento, de avance. Si algo no te gusta como está, busca alternativas. Aunque eso te genere cierta incertidumbre.

28.- Acepta tus limitaciones

A ti, tal cual, con todo el paquete como viene de fábrica. Intentado mejorar siempre, claro. Pero conocer y aceptar las propias carencias te hace casi más invencible que conociendo y explotando todas tus virtudes (que también).

29.- El movimiento se demuestra andando

Y las palabras de las lleva el viento. No importa lo que digas que quieres hacer, simplemente hazlo y ya todos lo verán. Aplica la misma teoría con los demás, mejor que te demuestren las cosas con hechos, y no con palabras.

30.- La vida… es complicada

¿Por qué empeñarse en complicarla más? Nunca quedarse pensando en el peor de los casos, ser prudente, sí, pero ser positivo, tener la certeza de que todo va a salir bien, que las cosas son difíciles, pero no por ello son menos emocionantes.

Read Full Post »

Hace unos años, mi tía la visionaria me comentó: Carla ¿pero aún no te has hecho un vídeo para promocionar tus servicios en Internet? Mi respuesta, como la de muchos, fue y es NO. pero en realidad, lo tengo en mi lista de tareas pendientes y mucho más después de leer artículos e infografías sobre sus puntos fuertes en tu marca personal o empresarial.

Os comparto esta de la Escuela de mk digital (adveischool.com), que enumera 3 objetivos, yo los llamaría mejor beneficios, de estar en Youtube.

Me parecen muy acertados, pero ¿incluiríais otros?

Los 3 Objetivos de YouTube

Read Full Post »

Hoy quiero compartir con vosotros la infografía realizada por Augure sobre la pirámide del Influencer. En ella te explican cómo puedes distinguir a estos influenciadores digitales y cómo debes de relacionarte con ellos para que tu marca salga beneficiada. Vamos a sacarle el máximo partido!

infografia-piramide-influencer-engagement

Read Full Post »

      Acabo de leer el artículo “Aprovecha la economía digital para moldear tu marca personal” de Isra García (disponible en su web http://isragarcia.es/) sobre qué acciones son las necesarias para todos aquellos que quieren definir y trabajar su marca personal en el medio digital. Me parece un artículo muy sencillo y que puede ayudar a todos aquellos que estáis pensando ( o ya estáis en ello) lanzaros al mundo digital de manera más profesionalizada. Aquí os comparto los 4 puntos que el autor expone en su artículo y recordad siempre: Tus acciones te definen por tanto, la clave está en definir y tener una estrategia en donde actuar conforme a ella.

1. Crea una lista de tus atributos de marca (como persona). ¿Que impacto deseas causar en tu audiencia? ¿Quieres que las personas te etiqueten como un tipo tecnológico que siempre está a la última, la persona que más sabe de herramientas online, un friki que siempre está hablando de video-juegos, una mariposa social, un blogger articulado, un gurú de las ventas, un experto en el netwroking o esa persona que está en todos los eventos (online / offline)? ¿Cómo quieres ser percibido por tu audiencia?

2. Conecta con grupos, personas, lugares, eventos, trabajos, estilos de vida, hábitos y habilidades que resuenen con tu marca. Co-branding a la hora de relacionar a otras marcas con tu marca es imprescindible para fortalecer la percepción de tu marca personal y la asociación cognitiva con valores de marca y sus atributos. Piensa en Pirelli, Rolex, Fly Emirates, Allianz o G.H.Mumm y el campeonato de Fórmula 1. Asociando tu nombre al contenido publicado, acelerarás el proceso de comprensión de otras personas sobre lo que significa tu marca. Comparte, comenta, participa y conecta con otros, crea contenido que esté alineado con los valores principales de tu marca.

1. Crea una lista de tus atributos de marca (como persona). ¿Que impacto deseas causar en tu audiencia? ¿Quieres que las personas te etiqueten como un tipo tecnológico que siempre está a la última, la persona que más sabe de herramientas online, un friki que siempre está hablando de video-juegos, una mariposa social, un blogger articulado, un gurú de las ventas, un experto en el netwroking o esa persona que está en todos los eventos (online / offline)? ¿Cómo quieres ser percibido por tu audiencia?

2. Conecta con grupos, personas, lugares, eventos, trabajos, estilos de vida, hábitos y habilidades que resuenen con tu marca. Co-branding a la hora de relacionar a otras marcas con tu marca es imprescindible para fortalecer la percepción de tu marca personal y la asociación cognitiva con valores de marca y sus atributos. Piensa en Pirelli, Rolex, Fly Emirates, Allianz o G.H.Mumm y el campeonato de Fórmula 1. Asociando tu nombre al contenido publicado, acelerarás el proceso de comprensión de otras personas sobre lo que significa tu marca. Comparte, comenta, participa y conecta con otros, crea contenido que esté alineado con los valores principales de tu marca.

3. Evita equivocaciones y comparaciones con social media: Esto no quiere decir que un puñado de “expertos social media” puedan hacerlo, definitivamente no tiene por qué, ni mucho menos. Estas personas lo que suelen acabar haciendo es inundar sus canales digitales con todo tipo de contenido, sin estrategia de marca.

Si quieres que funcione, crea un calendario de contenidos, con programación de publicaciones a través de las diferentes aplicaciones, no hablo sobre automatizar, sino sobre planificar.

4. el ingrediente secreto: Puedes tratar de cambiar cuantas perfecciones desees, puedes utilizar mejor o peor los canales digitales para construir tu marca personal, puedes aprender a manejar la influencia efectivamente y ser un auténtico maestro del marketing, que si no alineas tu trabajo y el resultado que va con ello a lo que transmites y comunicas, no tendrás una marca personal porque no trajiste nada nuevo, no cambiaste nada.

Read Full Post »

Quiero compartir con vosotros este post de Isra García sobre habilidades que caracterízan a los Mapmaker. En primer lugar, os aclaré el concepto:

“Mapmaker” no es un concepto, tampoco algo que se hace o se nace, no tiene nada que ver con Internet, ni con Social Media. Es un estilo de vida, algo que se elige ser, es escuchar a tu vocecita, es crear tu propio juego con tus propias reglas. En lo profundo de tu interior, eres un Mapmaker, sólo necesitas reconocerlo y sacarlo a la luz.

Es decir, se trata de ser tú mismo en una sociedad que busca alinearnos y que actuemos como una manada. Sienta bien pensar que uno abarca todas esas cualidades y que sobresale, pero no nos engañemos, personas así hay muy pocas. Sin embargo, si consideras que alguno de los siguientes rasgos te definen, enhorabuena, es ya un gran paso por tú parte.

14 Rasgos:

1. Hacen el trabajo que les hace felices, el que les realice y les inspire. Quizá no sea el mejor pagado o más “top”, pero esa es su mejor obra.

2. Establecen cada 6 meses un periodo de una semana, dos o un mes donde pueden marcharse a algún lugar en solitario. Allí reflexionan sobre todo lo que ha ocurrido durante ese tiempo y encuentran maneras de re-dibujar todo lo que pueden mejorar.

3. Leen libros que no tienen nada que ver con su trabajo. Escuchan podcasts de historias que puedan no resonar con ellos mismos. Miran atentos charlas TED diferentes a las que podrían gustarles. Escuchan música diferente a su personalidad y frecuentemente estado de ánimo. Hacer cosas contradictorias les aporta nuevos ángulos para entender el mundo más abiertamente.

4. Continuamente hacen cosas que no saben hacer, de ese modo aprenden a hacerlas.

5. Se convierten en el puente entre lo que la gente de su alrededor, busca, necesita o quiere. Conectan personas con oportunidades.

6. Trabajan sus habilidades núcleo, no las redes sociales.

7. Encuentran la situación incómoda lejos del trabajo mediocre. Están en nuevos líos bastante a menudo.

8. Crean listas de cosas para las cuales no necesitan permiso. Pista: casi cualquier cosa.

9. Construyen proyectos con personas que trabajan – más brillantemente- que ellos.

10. Empujan a sus profesores, jefes o padres a ver más allá de sus sesgos. Si no pueden empujarlos más, encuentran a alguien que sí puede.

11. Se levantan más temprano que la media – o se acuestan más tarde que la media.

12. Abrazan la responsabilidad de sus actos pasados, presentes y futuros.

13. No esperan milagros: reconocen  que el hada madrina no aparecerá a las 00:00h y la calabaza seguirá siendo una calabaza, no un Rolls Royce.

14. Intentan, lanzan, sobresalen, acometen, inician y saltan lejos. Empiezan y acaban el día dando lo mejor de si mismos, entienden que eso se ocupará del resultado final.

¿Qué otros hábitos peculiares piensas que hacen a un Mapmaker? ¿Cuáles son los hábitos que te hacen ese dibujante de mapa que cambia las cosas?

Read Full Post »

A todos nos gusta sentirnos admirados e imitados. No podemos evitar que nuestro ego crezca de manera exponencial cuando sentimos que esta situación se está produciendo.

Nuestra autoestima crece, incluso, aunque no nos demos cuenta de ello. Y a eso es a lo que me voy a referir ahora, a cómo lograr que la otra persona se sienta feliz porque estás copiando sus movimientos; eso sí, teniendo cierta precaución, no se trata de imitarle tal cual sino con inteligencia; que sea un movimiento elegante, no una mueca que pueda ofenderle. Esto solo aprenderás a hacerlo practicando.

Está demostrado, aunque no te voy a enumerar los estudios que hablan de ello (busca en Google, no seas vago), que si tienes algo que vender y lo tienes difícil debes dejar de centrarte en la venta y concentrarte en la persona que tienes enfrente, que es la que va a decidir si compra tu producto, si te contrata o si invierte en tu empresa.

Lo que te cuento se basa en las llamadas neuronas espejo, que son aquellas que se activan cuando un animal o persona ejecuta una acción y cuando observa, consciente o inconscientemente, que esa misma acción es ejecutada por otro individuo, especialmente un congénere. Algunos de los primeros estudios se hicieron con monos y luego ya pasaron a los humanos.

¿Cómo conseguir dominar esta técnica? Bueno, no es difícil, aunque hay que ensayar, porque es todo un arte. Piensa que la imitación del lenguaje no verbal de esa otra persona es una forma de lograr su confianza y que sienta que ambos os compenetráis. Esa imitación consigue que el otro se abra más a ti.

Te pongo un ejemplo: imagina que vas a ver a un cliente que es un hueso duro de roer. Lo tienes difícil, casi imposible, no hay forma de colocarle ese pedido. Si te empecinas en venderle lo que le estás ofertando no vas a lograr nada. Tienes que centrarte en lograr que el otro se sienta a gusto contigo y eso puedes lograrlo si imitas sus movimientos. Si él cruza las piernas, tú también; si él se cruza de brazos, tú igual; si se toca la mejilla, tú lo mismo. Pero con precaución, no se trata de que en el momento que él lo hace tú lo repitas automáticamente, sino que debes esperar unos segundos, dos o tres, para hacer ese mismo movimiento.

Intenta ensayarlo con algún familiar o amigo sin decírselo, pero ensaya. Como todo en la vida hay que aprender a hacerlo (nadie nace enseñado), y se aprende trabajando, ensayando y fallando. Y no puedes fallar delante de él, sino antes para aprender de tus errores.

Cuando tu cliente se sienta cómodo contigo será el momento de intentar venderle el producto que quieres colocarle, pero no antes. A esto puedes añadirle que si le dejas hablar será más fácil que se lo vendas. Recuerda que a todos nos encanta hablar, que nos escuchen, que  nos muestren admiración; es decir, no olvides que lo  importante no es que tú impresiones a tu cliente, sino que dejes que tu cliente te impresione a ti. Si lo logras, la venta estará prácticamente hecha.

Todos somos humanos, por muy racionales que pretendamos ser en nuestro comportamiento. Al final nos movemos por sentimientos y un sentimiento de simpatía hacia alguien que quiere vendernos algo hará mucho más efectivo que todos los números y proyecciones de resultados que puedas presentarle a esa persona.

No olvides ensayarlo. Cuando tú imitas de manera discreta a alguien te estás haciendo más atractivo a sus ojos. Es lo que se denomina la técnica del espejo, por lo que, si estáis uno frente al otro, si el otro mueve su mano derecha tú tienes que mover la izquierda.

La técnica del espejo puede ayudarte a superar una primera mala impresión. Pero si el lenguaje corporal de tu interlocutor es negativo debes tener mucho cuidado a la hora de imitarlo, puede ser contraproducente.

Fuente: JuanmaRomero.com

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: